Todo lo que necesitas conocer antes de comprar un parasol de coche


Parasoles de coche

Una protección simple y eficaz contra el sol

El parasol de coche, ese elemento simple y de bajo coste al que muchos conductores no le dan importancia, pero que en pleno verano puede ser el mejor aliado de los ocupantes al entrar en un vehículos aparcado bajo un sol de justicia. del vehículo sube muy rápido cuando está en esas condiciones, hasta alcanzar una temperatura alta en la que se estabiliza. Ésta puede estar entre 50 y 60 grados, alcanzando en el salpicadero más de 70 en menos de 1 hora.

Lógicamente, estas cifras resultan completamente insoportables al entrar en el vehículo, obligando a dejar el motor arrancado, el aire acondicionado encendido y las puertas abiertas con los ocupantes fuera del coche hasta que disminuye a una cifra que se pueda aguantar. Además, este calor provoca distracción y adormecimiento, lo que supone un elemento añadido de peligrosidad conduciendo.

¿Sabías que, según un estudio del RACC y TCS, el uso de un parasol de coche bajo la luna delantera puede disminuir la temperatura del salpicadero a la mitad? ¿Y la temperatura interior en más de 10 grados? Sabiendo esto, un parasol se convierte en un elemento indispensable de confort y seguridad, que debería encontrarse en todos los vehículos.

Y una vez que sabemos que necesicamos un parasol, ¿cuál comprar? Nosotros intentamos ayudarte en tu elección, ofreciéndote la información sobre los más vendidos y mejor valorados del gigante Amazon, para que nunca hagas tu compra a ciegas. Además, puedes ver una selección de parasoles de coche originales, adornados con dibujos de licencias de Star Wars, Disney, Hello Kitty y más.


Cubierta de Parabrisas para el sol y la nieve

Parasol Exterior

Cubierta exterior para el parabrisas que sirve tanto como parasol para el coche como para proteger el cristal de las heladas. Al ser exterior tiene unas ventajas o contras particulares, como la posibilidad de robo (por lo que es recomendable limitar su uso a un aparcamiento privado, en el trabajo por ejemplo, u otras zonas seguras). A cambio, al mantenerse fuera del vehículo, éste no acumulará calor dentro (aunque refleje la luz el parasol siempre se calentará, sacándolo del vehículo eliminas una fuente de calor). Además al no ser rígido, ¡ocupa poco espacio una vez guardado!


Parasol plegable de coche para luna delantera

Parasol Interior

¡El más vendido en Amazon! Puedes encontrarlo en 3 medidas distintas: 150x70cm, 160x86cm y 167x92.5cm, se adapta como un guante a la mayoría de los automóviles. Se trata de un parasol plegable, con la pequeña dificultad que esto entraña respecto a los rígidos convencionales, pero su forma redonda facilita su guardado en la guantera del coche. Pulsa sobre 'Ver más' para encontrar fotos reales hechas por otros compradores, y leer sus nada menos que 72 opiniones y 10 preguntas respondidas, podrás resolver cualquier duda y decidirte por lo adecuado de su compra.


Parasoles de ventanilla laterales para coche

Protección del sol para los asientos traseros


Los parasoles de ventanilla consiguen de un viaje insoportable al sol del verano una cómoda estancia en los asientos traseros del coche. Son ideales, casi necesarios, para cualquier familia con niños. Los más pequeños, en especial bebés, necesitan toda la protección posible contra los rayos solares, y estos parasoles impedirán que les golpee de forma directa, atenuándolo sin tapar toda la visión de la ventanilla.

Además, estos parasoles también pueden dejarse puestos con el coche parado para que protejan el interior del sol y el calor que conlleva, especialmente cuando el sol indice especialmente sobre el lateral del vehículo. Aunque no son opacos como los parasoles delanteros, conseguirán amortiguar la entrada de los rayos ultravioleta que tanto calientan el interior, disminuyendo en varios grados la temperatura del habitáculo.

Como ves, hemos mencionado su importancia para los ocupantes de las plazas traseras del coche. Pero, ¿y las delanteras? ¿Puedo llevar un parasol en la ventanilla que permita la visión de los retrovisores al no ocuparla entera? La respuesta es NO, llevar parasoles en las ventanillas delanteras está prohibido, si sigues el enlace sabrás por qué y cuál es la única opción que te queda para protegerte del sol conduciendo.

Fundas para coches

Protección total del coche aparcado

Las lonas cubrecoches son la mejor opción para una protección completa del vehículo, dado que este queda totalmente cubierto. Por cuestiones de estética y tiempo, su uso cada vez es menos habitual, hoy día resulta raro encontrar un coche completamente tapado. Sin embargo, ese coche estará totalmente protegido de la suciedad de árboles o vecinos que sacudan sus alfombras, polvo, en muchos casos de la lluvia cuando no es muy fuerte...

Las fundas para coches suelen ser de materiales plásticos lavables, por lo que sufren poco deterioro con el tiempo. A cambio de un par de minutos colocándola, también logra proteger a un vehículo del efecto dañino del sol sobre la pintura. El uso de una funda de coche reduce la pérdida del barniz protector de la pintura que resulta tan poco estético y habitual en coches que aparquen al sol.

Por si esta protección integral no es suficiente, al quedar completamente cubierto, el sol no logra incidir de forma directa sobre ninguna parte del vehículo, proporcionando una temperatura interior mucho más agradable que al de un coche aparcado al sol. Y cuando llega el frío, también estará completamente aislado del frío y las heladas, evitando la escarcha tan habitual y que en ocasiones puede ser problemática de eliminar.


Derivabrisas o deflectores de viento

Un cortaviento que impide la formación de remolinos/p>


Cuando abrimos la ventana de un coche en marcha, el aire entra con fuerza en el interior, produciéndose una intensa corriente si hay dos abiertas, y golpeando con fuerza sobre los ocupantes. Esto puede resultar extremedamente molesto a velocidades superiores a 70km/h.

Además, en verano ese aire caliente en la cara nos hace sentir una calor horrible. Pero si el coche ha estado aparcado al sol sin protección y sin tiempo para dejar que el aire acondicionado se enfríe, es la única forma de que el calor salga.

En invierno y primavera, el problema no es el calor, pero si la humedad que hace que la luna delantera se empañe. La mejor forma de eliminar este vaho es abrir las ventanillas, pero a cambio entrará aire frío o lluvia.

Para evitar estas molestias a la hora de abrir la ventanilla unos pocos centímetros, un derivabrisas o deflector de viento es la mejor opción. Se trata de una protección fijada a la puerta que actúa como un escudo contra el aire, golpeando y evitando que entre con fuerza en el interior. Su colocación permite abrir la ventanilla entrando aire sin apenas fuerza, reduciendo en gran medida esa sensación de frío o calor. Además, lógicamente, también protege de la lluvia sobre la parte superior de la ventanilla.